MERCADILLOS NAVIDEÑOS

15 de November del 2016

Descubre la magia de la Navidad en las 10 ciudades que viven estas fechas con más intensidad. Es tiempo de luces, dulces y decoraciones.

La Navidad está a la vuelta de la esquina y con ella los Mercados de Navidad. Sabemos que te encantan y que no podrás decir que no, por lo menos, a pisar uno. Así que si te apetece calentar motores y empezar a planificar tu escapada a alguno de los mejores mercados de Navidad de Europa.

Viena, Austria

Viena es la capital europea por excelencia de los mercados de Navidad. En cuanto se acercan las fiestas casi todas las plazas de la ciudad se llenan de casetas de madera en las que se vende desde artesanía local hasta objetos decorativos navideños de lo más variado. La cantidad de luces y esfuerzo que invierten los vieneses en sus mercados de Navidad es increíble y el resultado es espectacular. Tan sólo tienes que dejarte caer por el que ponen cada año frente al Palacio de Schonbrunn o al típico de delante del Ayuntamiento. Si quieres un ambiente algo más relajado pasa por el barrio de Spittelberg o por el mercado de Navidad en Karlsplatz. Toda Austria se vuelca en la Navidad, así que si no encuentras vuelos a Viena inténtalo con Salzburgo o Innsbruck.

Núremberg, Alemania

Alemania es la cuna de los mercados de Navidad (o Christkindlesmarkt, en alemán) pero la pintoresca ciudad Núremberg se lleva la palma. Su mercadillo lleva organizándose desde hace más de 4 siglos y está profundamente arraigado. Si te apetece vivir la Navidad de forma intensa acércate y pasea por sus preciosas calles peatonales con aires medievales. La decoración te dejará con la boca abierta… ideal para que, ya que estás, cates algunas de las especialidades locales como las almendras tostadas, las típicas Lebkuchen (una especie de galletas con especias y miel muy decoradas que verás por todas partes) y el Glüwein, el vino caliente especiado. Así cualquiera entra en calor.

Praga, República Checa

El mercado de Navidad de Praga es el más grande de la República Checa y posiblemente el más bonito también. Por poco que hayas visto de su espectacular centro histórico, es fácil entender el porqué de sus atractivos. La ciudad se viste de gala, luz y color esos días y si paseas por la Plaza de la Ciudad Vieja, la plaza Wenceslao y la de la República las tradiciones, la atmósfera brillante y los aromas te seducirán. Si estás allí el 29 de noviembre no te pierdas el encendido del Árbol de Navidad.

 

Estrasburgo, Francia

Casi rozando la frontera alemana, la ciudad de Estrasburgo vive las semanas previas a la Navidad con tanta intensidad como sus vecinos germanos. Desde 1570 se celebra aquí el mercado de Navidad más antiguo de Francia, el famoso “Christkindelsmarik” de la plaza Broglie. Alsacia es una región preciosa, pero todavía más si la vez bajo las luces y decoraciones típicas del invierno. Aprovecha para compra artesanía, probar la confitería local y pasear cuando cae la noche y todo se llena de magia.

Budapest, Hungría

Una de las mejores cosas de la Navidad en Hungría son sus mercados navideños. Su encanto es único e indescriptible. Así que puestos a ver uno, acércate a cualquiera de los que se organizan en Budapest. La capital húngara es una ciudad preciosa, pero iluminada por la magia de la Navidad todavía lo es más. El más grade es el que se monta en Vorosmarty tér, junto a Vaci utca, la calle comercial más importante. Sus paraditas son una verdadera tentación, aunque si quieres algo auténtico híncale el diente a cualquiera de las delicias gastronómicas que sirven.

Pincha en la imagen y descubre las 16 mejores cosas que ver en Budapest

 

 

Zúrich, Suiza

Zúrich cambia su faceta de ciudad de negocios en cuanto se huele la Navidad. Entonces la ciudad del Limmat se vuelve un lugar romántico como pocos y lleno de encanto gracias a los mercadillos de artesanía y las luces que lo iluminan todo cálidamente. El más grande, mejor surtido y más espectacular es el Mercadillo de Navidad de la estación central, que tiene más de 160 casetas decoradas. Mientras que el más antiguo y tradicional es el que está en el corazón de la ciudad. Por otra parte, en la plaza Werdmuhleplatz instalan el famoso “Singing Christmas Tree” alrededor del que varios coros le ponen música a la Navidad.